Skip to main content

Dieta baja en FODMAPs recomendaciónLa dieta baja en FODMAPs es una gran estrategia dietética que permite mejorar los síntomas de muchas personas con patologías digestivas. Pero seamos claros; ni todos los casos mejoran con dieta baja en FODMAPs, ni es buena para todos.

¿Qué es la dieta baja en FODMAPs?

FODMAPs son las siglas en inglés de Monosacáridos, disacáridos, oligosacáridos y polioles fermentables; se trata de un grupo de compuestos altamente fermentables en el intestino. La dieta baja en FODMAPs, es una propuesta dietética desarrollada en la Universidad de Monash (Australia) para aliviar los síntomas de algunos trastornos digestivos.

Esta dieta se aplica normalmente durante unas 4 semanas (aunque depende del caso) y, a continuación, se comienza el periodo de reintroducción de alimentos de forma controlada para evaluar la tolerancia a cada tipo de FODMAP.

 Alimentos bajos en FODMAPs (a incluir)

  • Uvas, fresas, papaya, naranja, arándanos, frambuesas…
  • Acelgas, espinacas, zanahoria, calabacín, patata…
  • Arroz, avena, trigo sarraceno, mijo, quinoa
  • Yogur, kéfir, queso tierno o curado (aunque depende de la tolerancia)
  • Semillas oleaginosas, nueces, almendras, avellanas
  • Carne, pescado, marisco, huevo

Dieta baja en FODMAPs Alimentos altos en FODMAPs (a evitar)

  • Manzana, pera, mango, higos, moras, ciruelas…
  • Ajo, cebolla, puerro, alcachofas, espárragos, coliflor…
  • Trigo, cebada y centeno
  • Legumbres
  • Leche, queso fresco
  • Anacardos, pistachos
  • Cárnicos procesados
  • Miel, sirope de ágave
  • Cerveza, sidra, refrescos

¿Cuándo está indicada la dieta baja en FODMAPs?

La aplicación de cambios dietéticos debe valorarse en función de la sintomatología y del contexto de cada persona. No todo vale para todos y todas. Estas son algunas patologías y situaciones en las que, se puede aplicar una dieta baja en FODMAPs:

  • Sobrecrecimiento bacteriano en el intestino delgado (SIBO), pero no en todos los casos
  • Enfermedad inflamatoria intestinal: colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn, pero no en todos los casos
  • Diverticulitis, pero no en todos los casos
  • Síntomas digestivos inducidos por el ejercicio físico, pero no en todos los casos

Dieta baja en FODMAPsLas 5 situaciones en las que NO deberías aplicar una dieta baja en FODMAPs

En la dieta baja en FODMAPs se retiran muchos alimentos saludables, que contienen fibras prebióticas, es decir, que alimentan a nuestras bacterias beneficiosas. Es por ello que, solo se debe hacer en los casos en los que esté realmente indicada  y siempre seguida de una reintroducción de alimentos controlada.

Es importante saber que NO se debe hacer una dieta baja en FODMAPs en las siguientes situaciones:

  1. Si la aplicas durante dos o tres semanas, y NO notas mejoría de tus síntomas. En ese caso, debes cambiar de estrategia.
  2. Si no estás aplicando paralelamente alguna herramienta para erradicar el SIBO, o para mejorar la condición de tu intestino.
  3. Si tienes un SIBO de sulfuro de hidrógeno. (Solo en los casos más severos, además de una intolerancia a compuestos azufrados, se desarrolla una intolerancia a FODMAPs).
  4. Si tienes un SIBO fúngico (sobrecrecimiento de levaduras en el intestino delgado), ya que la estrategia dietética a seguir, debe ser otra.
  5. Si te genera demasiado estrés y ansiedad. Se trata de una dieta muy restrictiva, lo cual puede ser problemático a nivel psicológico, especialmente si se mantiene durante un tiempo largo.

Mi experiencia

Llevo tiempo recomendando a mis pacientes la dieta baja en FODMAPs, con muy buenos resultados. Pero:

  • Debe estar claro que es la estrategia dietética que más te conviene en este momento.
  • La dieta baja en FODMAPs NO cura por sí sola. El objetivo de este planteamiento es conseguir una herramienta que permita reducir los síntomas digestivos, y también reducir la inflamación intestinal, pero curar, no cura.
  • La dieta baja en FODMAPs hay que adaptarla a cada persona. Por ejemplo, será diferente si junto con el SIBO aparecen digestiones lentas y pesadas y/o reflujo, o si hay una mala detoxificación hepática.
  • Debe estar bien planteada. Aunque no se toleren algunas fibras fermentables, tiene que haber presencia de una buena dosis de compuestos fenólicos, por ejemplo, incluyendo en la alimentación especias, cacao puro y frutos rojos (arándanos, fresas, frambuesas), que permiten mantener una microbiota saludable.

Por lo tanto, dieta baja FODMAPS si, pero adaptada, controlada y solamente cuando esté justificada.

 

 

©2021 Lucía Redondo Cuevas. Derechos reservados.

2 comentarios

  • Avatar Ana Ros dice:

    Gran descubrimiento tu cuenta. Información muy interesante. Sufro sibo fungico. Tengo histaminosis y muchas cefaleas. Mis síntomas son inflamación intestinal, candidiasis de lengua a vagina, y muchas cefaleas. Estrés crónico tal vez emocional. Q me recomendarías. Trato de quitar hidratos y azúcares. Tomo candistat y 2ml de ampolla de ozono para candidas. También tengo hipercolesterolemia y tomo ezetrol, rosuvastatina 10 mg, omega 3 y levadurara de arroz rojo. Vit c, y triptofano y melatonina porque me despierto a las 4 o 5 horas de dormirme. Muchas graciad

    • Lucía Lucía dice:

      Hola Ana, muchas gracias por tus bonitas palabras <3
      Siento la situación que tienes, supongo que arrastrando muchos síntomas. En un caso así, deberíamos hacer una buena historia clínica para valorar si se debe aplicar un tratamiento más intenso para el control de cándidas. Son muy resistentes, por eso a veces hay que usar varios herbáceos, disruptores del biofilm que forman, e incluso a veces combinado con algún antifúngico farmacológico. Ver también el origen de la histaminosis (si solamente es por las propias cándidas o si hay algo más que se pueda mejorar). En fin, deseo que vayas mejorando. Y si crees que te podemos ayudar, estaremos encantadas. Un abrazo!

Deja una respuesta